introducción

Hablar el idioma del país en el que se vive permite la aceleración del proceso de inclusión social y el comienzo del proceso de aculturación. El proceso de integración actúa en dos direcciones, puesto que quien acoje debería cambiar la manera de pensar, y al mismo tiempo quién es acogido tiene que aprender ciertas reglas de convivencia que son útiles y necesarias para la positiva integración en el nuevo contexto social y cultural. La integración social lleva a una evolución de los patrones culturales y entonces a una interacción entre diferentes culturas, al reconocimiento de la importancia de las diferencias, para que ya no se hable de “asimilación” sino se reconozcan iguales oportunidades para todas y todos. La lengua es un encuentro y el efecto del encuentro es la trasformación; una sociedad pluricultural es más compleja y rica, más abierta y capaz de comprender las opiniones de los demás. La necesidad de aprender el idioma para hacer el test que permite solicitar “el permiso de estancia CE – para largo plazo”, (permesso di soggiorno CE di lungo periodo) es entonces una oportunidad, pero al mismo tiempo podría volverse un obstáculo puesto que en el test la lengua escrita es más importante que la oral, lo que afecta a ciudadanos inmigrados que comprenden, hablan y inter-actúan suficientemente bien, con un nivel a menudo superior que el nivel A2, aunque no lean ni escriban lo suficiente. Muchas personas han aprendido el italiano por “inmersión”, a través de los cambios cotidianos en el lugar de trabajo y por la calle, pero pocos han tenido el tiempo y la oportunidad de estudiar el nuevo idioma; por eso sobre todo las mujeres podrían tener graves problemas para hacer el test. El extranjero que reside legalmente en Italia desde hace por lo menos cinco años, y que posee un permiso de residencia que puede ser renovado por un número indefinido de veces, y que tiene una renta y una casa adecuada para uno mismo y para los propios familiares, puede solicitar el permiso de estancia CE (antes carta di soggiorno) para uno mismo, para el cónyuge y para los hijos menores que viven con ellos. Además de los derechos reconocidos al extranjero que reside legalmente en Italia, quien posee el permiso de estancia CE (antes carta di soggiorno) puede: a) entrar en Italia sin visado b) desempeñar cualquier actividad legal en Italia, con excepción de las que están prohibidas por la ley o son reservadas a los ciudadanos italianos c) acceder a los servicios y prestaciones erogadas por la administración pública, a no ser que la ley disponga de otra forma d) tomar parte en la vida pública local y participar en las elecciones si la ley lo permite, según el Capitulo C de la ‘Convención sobre la participación de los extranjeros en la vida pública a nivel local’ aprobada en Strasburgo, el 5 febrero 1992. El permiso de estancia CE para largo plazo (antes carta di soggiorno) es entonces una oportunidad grande para los extranjeros inmigrados en Italia; de hecho resuelve el problema de la renovación del permiso de residencia y permite que se empieze a formar parte de una comunidad como si se fuese ya ciudadanos italianos. Desde el 9 de dicembre 2010, o sea desde que vige la ley 4 de junio de 2010 del Ministerio del Interior, para obtener el “permiso de estancia CE para largo plazo” es necesario haber aprobado el test de lengua italiana. Si no se aprueba el test no se puede solicitar el permiso CE. “Para la expedición del permiso de estancia CE para largo plazo, el extranjero tiene que poseer un conocimiento del italiano suficiente para comprender frases y expresiones de uso 28 frecuente en ámbitos actuales, correspondiente al nivel A2 del Marco Común de Referencia Europeo para el conocimiento de los idiomas aprobado por el Consejo de Europa.” (art.2, párrafo 1- Decreto 4 junio 2010) Por las oportunidades que ofrece el permiso CE, es deseable que todos puedan solicitarlo y entonces aún las mujeres y las hijas deberían llegar al test listas para aprobarlo, o bien con un título de estudio que permita saltarlo. Por eso, si piensa uno quedarse en Italia por largo plazo, lo mejor sería inscribirse muy pronto a cursos de italiano. En cada ciudad se pueden encontrar cursos gratuitos.